Retiran credenciales a 17 periodistas extranjeros residentes en Bielorrusia

El Ministerio de Exteriores de Bielorrusia ha retirado las credenciales a 17 periodistas de medios extranjeros que trabajaban en el país en medio de la crisis política que atraviesa esta nación, según informaron hoy la Asociación de Periodistas de Bielorrusia (APB), medios de prensa y canales de Telegram.

En particular, la APB señaló que se retiró el permiso de informar a cuatro periodistas de Radio Libertad.

Además, se retiraron las credenciales de dos corresponsales de la agencia francesa AFP, tres de la alemana ARD, dos de Associated Press, dos de Reuters, uno de RFI y otro del canal estadounidense en idioma ruso Nastoyascheye Vremia.

Algunos de ellos, ciudadanos rusos, fueron expulsados del país.

De este modo, el presidente Alexandr Lukashenko comienza a cumplir las promesas dadas en julio pasado de salirle al paso a los medios de prensa foráneos, a los que acusó de ser “tendenciosos” y llamar a las protestas.

“Expúlsenlos si no cumplen con nuestras leyes y llaman a la gente a protestar”, ordenó al Ministerio del Interior, entidad encargada de regular el trabajo de los medios de prensa extranjeros.

El pasado jueves la policía bielorrusa detuvo medio centenar de periodistas, muchos de los cuales fueron liberados posteriormente, pero algunos quedaron a la espera de juicio y se informó de la deportación del periodista sueco Paul Hansen, quien no podrá ingresar a Bielorrusia durante cinco años.

Ante esta situación, la APB exigió al Comité de Investigaciones del país incoar una causa penal por obstaculizar las labores de los periodistas, delito contemplado en la legislación bielorrusa.

La organización exigió cesar a los responsables “ya que de mantenerse en sus puestos obstaculizarán la investigación previa y el proceso legal” y continuarán este tipo de actividades “criminales”.

“Los agentes de la policía destruyeron deliberadamente los vídeos grabados que pertenecen por derecho de autor a los periodistas y los medios de prensa. Todo esto se acompañó con amenazas de romper o destruir el equipamiento de los periodistas”, añadió la APB.

Desde las elecciones presidenciales del 9 agosto, que según los datos oficiales ganó el actual mandatario, Alexandr Lukashenko, en el poder desde 1994, con el 80,1 % de los votos, resultados denunciados como fraudulentos por la oposición, Bielorrusia es escenario de la mayor ola de protestas de su historia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí