Fuertes incendios en California dejan varios muertos y cientos de viviendas quemadas

SAN FRANCISCO, California. – El estado de emergencia por el incendio Kincade que arde en el norte de California cobró nuevas dimensiones la mañana de este sábado cuando las autoridades ordenaron la evacuación obligatoria de 50,000 personas en el condado de Sonoma, la más amplia en la región en los últimos 25 años.

“Tienen que evacuar ahora. Los queremos fuera de sus casas antes de las 4:00 pm”, fue el enfático mensaje que la agencia Cal FIRE envió a los residentes de las ciudades de Geyserville, Healdsburg y Windsor ante el temor de que el voraz fuego se siga extendiendo hacia el sur del condado de Sonoma debido al nuevo episodio de fuertes vientos que se espera para esta tarde.

El devastador siniestro que comenzó a arder desde la noche del miércoles ha consumido hasta el momento 25,455 acres de vegetación y arrasado a su paso con 49 estructuras, entre éstas 21 casas. Las autoridades alertaron además que 23,000 viviendas están amenazadas por las llamas.

Más de 50 brigadas conformadas por unos 2,000 bomberos trabajan a marchas forzadas en distintos frentes de la conflagración, sin embargo, el fuego continúa creciendo y de momento los servicios de emergencia apenas han logrado contenerlo en 10%. Cal FIRE informó que un bombero y dos personas resultaron con lesiones leves durante las evacuaciones.

El norte de California se encuentra bajo una alerta de bandera roja por el riesgo de rápida propagación de incendios entre la noche del sábado y el medio día del lunes, lo que ha obligado a la compañía eléctrica PG&E a alistar una tercera ronda de apagones masivos que dejarán sin energía a 850,000 casas y negocios en 36 condados del centro y norte de California.

Una de las mayores preocupaciones de los bomberos es la dificultad que tendrán para comunicarse con los residentes una vez que se realicen los cortes de electricidad, programados para las 5:00 pm de este sábado. Tan solo en el condado de Sonoma, se prevé que más de 92,000 clientes pierdan el servicio, incluidas las ciudades de Geyserville, Healdsburg y Windsor.

Evacuaciones históricas

La orden de evacuación obligatoria que estaba vigente para unos 2,000 residentes en Geyserville se extendió la mañana de este sábado para incluir a un total de 50,000 personas en las ciudades de Healdsburg y Windsor, así como en todas las comunidades y zonas no incorporadas del condado de Sonoma en el perímetro que comprende a esas tres ciudades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí