Descubren un nueva tribu en el amanoza; nunca habían visto otras personas

Tiempo de lectura: 2 minutos

El explorador estadounidense Jack Wheeler, de 76 años, ha compartido recuerdos y varias fotos que tomó en 1972 durante su primer y único encuentro con una tribu indígena aislada en la selva tropical de Ecuador, a donde llegó en un pequeño helicóptero, recoge Daily Mail.

Según Wheeler, esta fue la primera vez que esta familia de la tribu auca (también conocidos como huaoranís o waoranis) tuvo contacto con el mundo exterior.

Wheeler estudiaba antropología en la Universidad de California (UCLA) y a 16 años viajó a Ecuador para pasar allí el verano invitado por un médico que vivía con los indígenas Jívaros y que estudiaba las plantas que usaba esta tribu para encoger la piel de la cabeza humana. Allí Wheeler pasó tiempo con el clan de un hombre llamado Tangamashi con el que trabó amistad.

Doce años después, el explorador regresó a Ecuador para visitar a su amigo Tangamashi y durante este viaje tuvo la oportunidad de encontrarse con la tribu Auca.

El explorador quería hacer una expedición por el río Napo, pero su amigo jívaro le advirtió que no hiciera el viaje, porque podría encontrarse con los Aucas Desnudos. Esta tribu aislada era conocida por la violencia que mostraba contra su propia gente y contra los extranjeros. En 1956 los miembros de un clan de esta tribu mataron a cinco misioneros estadounidenses que querían evangelizarlos.

Sin embargo, Wheeler se fue río abajo y cerca de la frontera con Perú se encontró con un grupo de estadounidenses que buscaba depósitos de petróleo y gas en la zona. Uno de ellos, un piloto de helicóptero llamado Tony Stuart, le dijo que sabía donde se encontraba uno de los campamentos de los Aucas, y le contó que la primera vez que lo sobrevoló, los hombres de la tribu mostraron lanzas cuando vieron su helicóptero.

No obstante, cada vez que sobrevolaba esta zona, los indígenas lo saludaban y le sonreían, como dándole a entender que no querían hacerle daño. Después de varios viajes, los Aucas empezaron a saludarlo con la mano y le hicieron señas para que aterrizara, aplanando incluso un porción de territorio para que pudiera hacerlo. Sin embargo, el piloto no aterrizó, porque había oído que otros hombres fueron atacados por indígenas con lanzas.

Deja tu comentario

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Sé el primero en comentarx
()
x