Dominicanos se preocupan porque cambio climático genere más pobreza, según encuesta

El aumento de la pobreza y la desigualdad social producto de la crisis climática constituye la mayor preocupación del 40 % de los dominicanos consultados en la encuesta sobre Cultura Política y Cambio Climático en la República Dominicana, realizada por el Instituto de Investigación Social para el Desarrollo (ISD).

“Esta preocupación es más frecuente entre las mujeres y se incrementa según aumenta el rango etario”, señala la encuesta, que forma parte del estudio “Economía Resiliente con Justicia de Género en República Dominicana”.


En ese sentido, el levantamiento agrega que los encuestados entienden que el agua y la salud serían, en primer lugar, las dimensiones con mayor probabilidad de verse afectadas por la crisis climática (58 % y 59 %, respectivamente), siguiendo el acceso a los alimentos y vivienda.

La encuesta detalla, además, que el 66 % de los participantes del sondeo expresaron su preocupación por el medio ambiente y el cambio climático, al tiempo que destacó que esta inquietud se presenta en todos los segmentos demográficos estudiados.


Sí a la protección ambiental, pero sin conllevar ningún costo

Pese a que los ciudadanos consultados expresaron su preocupación por la crisis climática y que la protección ambiental es necesaria, el 41 % de los encuestados manifestó que ese resguardo no debe conllevar ningún costo adicional para ellos.

La encuesta detalla que, en este apartado, se observan diferencias significativas: “los hombres tienden más que las mujeres a pensar que la defensa y conservación del medioambiente es absolutamente necesaria, aunque su protección suponga a veces costos altos. En cambio, las mujeres son más dadas a pensar que el medioambiente debe ser protegido siempre que las medidas necesarias para ello no resulten demasiado costosas”.

“El apoyo a las medidas para la protección del medioambiente se enfrenta a la disyuntiva de que la mayoría de las personas considera que estas no deben tener ningún costo o debe ser bajo. Por ello, que las personas adopten en su imaginario que el cambio climático es una amenaza material es clave para que se puedan impulsar medidas que impliquen cambios menos costosos a corto plazo”, reflexionan los desarrolladores de la encuesta.

A juicio de los realizadores del estudio, el posicionamiento del cambio climático ante la población dominicana aún tiene oportunidad de avanzar, puesto que existe todavía un gran desconocimiento sobre el tema y sus consecuencias. Sin embargo, “se percibe como positivo que el gobierno tome medidas para enfrentarlo, aunque las personas no están muy propensas a aceptar costos directos, como la imposición de impuestos que afecten el consumo o el costo de la actividad empresarial”.

La responsabilidad de la ciudadanía

El levantamiento indica que se registra poca disposición en la población, a nivel individual, de aceptar la responsabilidad o asumir cambios como parte de la solución. “Más bien se considera que las grandes empresas son las responsables y, por ende, deben asumir los cambios y los costos que estos acarrean”, detalla el informe.

Pese a esto, “la población tiene la expectativa de que el gobierno puede hacer más frente al cambio climático y es vulnerable a las consecuencias climáticas, especialmente a los efectos negativos de eventos extremos, como una tormenta o huracán, ante las cuales hay desigualdades importantes entre las personas ricas y las más pobres en cuanto a capacidad de respuesta y resiliencia”.

Agrega que el problema radica en que la crisis climática “se ve como un evento posible, pero no inminente y solo ocurriría de manera excepcional, como un huracán que impacte gravemente el país, y no como algo cotidiano que va teniendo efectos en el momento inmediato, por ejemplo, que paulatinamente los niveles de las fuentes de agua se están agotando”.

Para comentar selecciona la opción de Facebook