Peligrosa tormenta de nieve paraliza parte de Nueva York

Los vecinos de algunas partes de Buffalo se encontraron ayer al despertar una nevada intensa, vientos fuertes y truenos, y en algunos lugares había una capa de nieve

Una peligrosa tormenta de nieve de efecto lacustre paralizó partes del oeste y norte de Nueva York ayer viernes, con más de 60 centímetros (dos pies) sobre el suelo para la media mañana, y se pronosticaba mucho más.

La intensidad de la tormenta variaba ampliamente debido a las peculiaridades del efecto lacustre, en el cual vientos gélidos recogen la humedad de los lagos, más tibios, y arrojan la nieve en bandas estrechas.

Los vecinos de algunas partes de Buffalo se encontraron al despertar una nevada intensa, vientos fuertes y truenos, mientras que unos pocos kilómetros (millas) al norte se veía apenas una capa delgada de nieve en el suelo y el cielo estaba parcialmente nublado.

Al sur de la ciudad, el Servicio Meteorológico Nacional reportó más de 60 centímetros (dos pies) de nieve en el extremo oriental del lago Erie, mientras que bandas de precipitación intensa arrojaron 86 centímetros (34 pulgadas) sobre Hamburg, Nueva York.

Se suspendieron las clases. Las estaciones ferroviarias de Buffalo, Niagara Falls y Depew estaban cerradas y así permanecerán todo el día. Se cancelaron numerosos vuelos del y al aeropuerto internacional Niagara Buffalo.

Antes de que comenzara la nevada, la NFL anunció que el partido del domingo en que el equipo local, los Bills de Buffalo, recibe a los Browns de Cleveland, se jugará en Detroit. El estadio Orchard Park de los Bills estaba cubierto por 61 centímetros (dos pies) de nieve para la media mañana del viernes.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, declaró el estado de emergencia en partes del oeste de Nueva York.

Para comentar selecciona la opción de Facebook