Preocupa que pretendan cambiar la formación de docentes de excelencia

Ha causado preocupación en el sector educativo la intención de cambiar la Normativa 09-15, que sustenta el Programa de Formación de Docentes de Excelencia, cuando los resultados de la última evaluación de desempeño docente realizada en el año 2017, arrojaron que el 73.2 % de los maestros del sistema educativo dominicano mostraban un desempeño básico o insatisfactorio en las aulas.

Intereses económicos y políticos estarían detrás de las modificaciones que se pretenden introducir a las regulaciones establecidas en la normativa, que van a provocar la formación masiva de docentes con poca calidad.

La exministra de Educación, Ligia Amada Melo y René Piedra, profesor universitario en Intec y consultor en el Instituto Superior de Formación Docente Salomé Ureña (Isfodosu), consideran que es un retroceso a un plan que se evidenció no estaba dando los resultados, pues como país seguimos obteniendo los últimos lugares en las mediciones internacionales, lo que indica que la calidad del docente no es la adecuada.

Para la exministra lo que se propone constituye una disminución de las regulaciones que son necesarias para formar profesores que tengan la formación y la calidad para producir cambios significativos en el sistema educativo dominicano que tanto lo necesita.

“Yo sigo creyendo que hemos sido deficientes en la formación de profesores y eso incide, aunque no es el único factor porque el profesor es un aspecto, pero por supuesto sabemos que el profesor es fundamental en los aprendizajes”, explicó.

Melo lamentó que se disminuya la regulación de entrada a la carrera docente, pues entiende que el que entra a estudiar educación demuestre, a través de pruebas, que verdaderamente tiene la calidad para poder cursar una carrera docente, que es de tanta responsabilidad.

La propuesta de modificación no solo eliminaría la Prueba de Aptitud Académica (PAA), para incorporar otra adaptada al contexto dominicano, sino también que con la Prueba de Orientación y Medición Académica (POMA), sería el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Mescyt) el que establecerá el puntaje para su aprobación.

El artículo 11 de la propuesta que se conocería el próximo viernes, en la sesión del Consejo Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Conescyt), en su párrafo I dispone: “Mescyt definirá y reglamentará lo relativo a la administración y procedimientos para la aplicación de las pruebas que se utilizarán (Pruebas de conocimiento, vocacional y de actitudes), y el porcentaje que se considera suficiente para tener éxito en las mismas”.

Ligia Amada Melo también criticó que no se estudie a tiempo completo la carrera docente, con por lo menos cuatro días a la semana y no un solo día a la semana, como asegura actualmente, pues eso no contribuye a una verdadera formación.

“También los que enseñan en las universidades en la formación de profesores, tengan la calidad y se mantenga el requerimiento de maestría y no solo de maestría, pero también que un por ciento de estos tenga un PHD, o doctorado o una formación especializada”, agregó.

¿Presiones?

Otro aspecto que se cambiará, es que bajo la Normativa 09-15, se dispone que los profesores sean especializados en las áreas que van a enseñar, en la nueva regulación eso queda eliminado.

Melo advirtió que las universidades se quejaron, pues cuando se puso la prueba de ingreso para estudiar docencia los estudiantes se quemaban y no entraban y les bajó la matrícula.

La exministra fue quien junto a un equipo elaboró e implementó, durante su gestión el Programa de Docentes de Excelencia para elevar los niveles de y la calidad de los aprendizajes de los estudiantes.

Para comentar selecciona la opción de Facebook