Los accidentes de tránsito, son nuestro día a día

Los accidentes de tránsito constituyen en el mundo la principal causa de muerte no intencionada en jóvenes de 15 y 29 años. Estos representan un problema de salud pública de gran relevancia a nivel mundial, por su gran impacto social y económico en respuesta al alto número de lesionados, muertos y discapacitados. 

La Organización Mundial de Salud estima que cada año fallecen 1,25 millones de personas a nivel mundial como consecuencia de estos accidentes y el 90% ocurre en países de ingresos bajos y medianos, como es el caso de la República Dominicana.

Según el Informe sobre la Situación Mundial de la Seguridad Vial 2018 elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número anual de muertes por accidentes de tráfico ha alcanzado los 1.35 millones, y se ha convertido al 2016 en la octava causa de muerte a escala global y la principal causa de muerte de niños y adultos jóvenes de entre 5 y 29 años. 

En la Región de las Américas ha ocurrido un 11% del total de las muertes causadas por el tránsito. Al año 2016, la tasa de mortalidad por accidentes de tránsito en esta región se situó en 15.6 por cada 100,000 habitantes, esto es 2.6 puntos porcentuales por debajo de la tasa mundial, lo cual representó casi 155,000 defunciones.

En República Dominicana alrededor del 7% de las muertes por accidentes de tránsito en el período 2017-2019, con 20.8 por ciento, y los jóvenes son el segmento poblacional más afectado, siendo la velocidad excesiva, el consumo del alcohol y la inobservancia de las leyes por parte de los transeúntes y conductores, las principales causas de muertes y de lesiones. 

Las lesiones causadas por el tránsito representan una pesada carga no sólo para la economía mundial y de los países, sino también para la de los hogares. La pérdida de quienes ganaban el sustento y el costo añadido de atender a los familiares discapacitados por dichas lesiones sumen a muchas familias en la pobreza.

¡Recuerda que tu familia te espera: usa tu casco protector y conduce con cuidado. Ahh y lo cortés no quita lo valiente: ceda el paso!

Conoce la autora:

Médico, salubrista, epidemióloga, investigadora y catedrática 

Para comentar selecciona la opción de Facebook