Someten modificación al presupuesto nacional; cerca 68 % de requerimientos de gasto se asocian a subsidios

El Poder Ejecutivo remitió hoy al Congreso Nacional el proyecto de ley que modifica la Ley 345-21 del Presupuesto General del Estado para el 2022, en el que no se contempla aumentar el nivel de financiamiento (deuda) previamente aprobado, informó el ministro de Hacienda, pero contempla un incremento de 47,395.2 millones de pesos en el déficit fiscal.

“Se estima que (el déficit fiscal) a final de año cerrará en -3.6 % del PIB (producto interno bruto). Sin embargo, este déficit no se traducirá en un endeudamiento adicional al ya aprobado por el Congreso Nacional”, escribió el ministro José Manuel (Jochi) Vicente en su cuenta de Twitter.

En dicha red social Vicente informó que el proyecto contiene un incremento neto en las erogaciones por 114,001.6 millones de pesos, priorizando apropiaciones “para acomodar la creciente demanda de recursos para afrontar los efectos adversos de la inflación sobre la clase trabajadora y los hogares vulnerables”.

Precisó que cerca del 68 % de los nuevos requerimientos de gasto se asocian a cubrir los subsidios a los precios de los combustibles, alimentos de la canasta básica e insumo productivos; así como el incremento de las transferencias al sector eléctrico y la expansión de los programas sociales.

Inidicó que los recursos adicionales necesarios para contrarrestar los efectos de la inflación ascienden a 92,368 millones de pesos, incluyendo las transferencias adicionales para cubrir el déficit de las empresas distribuidoras de electricidad “que se ha producido por el aumento brusco del precio de los derivados de petróleo”.

Enfatizó que “estimaciones preliminares del Ministerio de Hacienda apuntan a que el subsidio a los precios de los combustibles evitó que la inflación acumulada a julio (5.48 %) fuese 2.2 puntos porcentuales más elevada”.

Al alza los ingresos fiscales

El proyecto contempla, además, la revisión al alza de los ingresos fiscales en 66,606.5 millones de pesos “en virtud de la resiliencia que continúa demostrando la economía dominicana y las eficiencias administrativas ejecutadas por las oficinas recaudadoras”, indicó el ministro.

Como resultado, los ingresos fiscales se estiman en 938,092.4 millones de pesos en el 2022, equivalentes a 15.2 % del PIB. “Se contempla alcanzaremos esta cifra en un contexto de ausencia de reforma fiscal y sin contar con los ingresos extraordinarios del 2021”, dijo Vicente.

“Se incorporan las crecientes presiones por el lado del gasto que no fueron previstas durante el proceso de presupuestación inicial, asociadas principalmente al persistente y desproporcionado incremento de los precios de las materias primas y el petróleo”, observó.

Señaló que la proyección del gasto por intereses de la deuda pública se redujo en 5,623.6 millones de pesos como consecuencia de la nueva proyección del tipo de cambio y los efectos de la operación de manejo de pasivos realizada en febrero.

Para comentar selecciona la opción de Facebook