El más grande cronista de los deportes y leyenda de los Dodgers muere a los 94 años

A sus 94 y luego de una larga y exitosa trayectoria en el periodismo deportivo, falleció Vin Scully, considerado el más grande cronista de la historia de los deportes en Estados Unidos.

Scully falleció en su residencia ubicada en Hidden Hills en Los Ángeles, informaron miembros de su familia a la prensa.

A través de sus redes sociales, los Dodgers le dedicaron un largo y precioso texto de agradecimiento por su aporte al béisbol de la MLB y en especial a la franquicia angelina.

El presidente de los Dodgers, Stan Kasten, lamentó el fallecimiento y remarcó que el equipo perdió a todo un ícono: “Fue una de las mejores voces en todos los deportes. Era un hombre gigante, no solo como locutor, sino también como humanitario. Amaba a la gente. Amaba la vida. Amaba el béisbol y los Dodgers”

Durante 67 temporadas Scully fue la voz de los Dodgers. Su locución contó grandes momentos del equipo, como cuando Hank Aaron conectó su jonrón 715 para romper el récord de Babe Ruth en 1974.

Tenía un estilo muy particular en su narración. Aseguraba que era mejor describir rápidamente la jugada para que luego se escuchara la enardecida reacción de la fanaticada presente en el estadio. Un ejemplo de esto fue el juego 1 de la Serie Mundial de 1988, cuando Kirk Gibson soltó un jonrón entrando de emergente.

También se recuerdan sus más de 30 segundos de silencio luego que Sandy Koufax lograra su juego perfecto en 1965.

En la franquicia de Los Ángeles muchos grandes jugadores y directivos han entrado y salido, pero Scully siempre estuvo ahí, dándole voz a los éxitos y duro trabajo del equipo, desde Pee Wee Reese y Jackie Robinson, hasta los Clayton Kershaw y Yasiel Puig.

En 1982 fue exaltado al Salón de la Fama del Béisbol. Adicionalmente ese mismo año recibió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, además que al palco de la prensa en el Dodger Stadium le dieron su nombre. Entre las últimas distinciones está haber recibido la Medalla Presidencial de la Libertad en 2016 de manos del para entonces presidente Barack Obama.

Su profesionalidad, talento, mística, trabajo y criterio serán siempre recordados en el periodismo deportivo y principalmente el dedicado al béisbol de las Grandes Ligas. El legado de Vin Scully será estudiado por generaciones.

Para comentar selecciona la opción de Facebook