China pide a la ONU no enviar armas de bajo calibre a Haití

China solicitó al Consejo de Seguridad de la ONU que vote un embargo a la venta de armas ligeras a Haití, sancione a los líderes de pandillas e incluso apoye el envío de una fuerza policial regional a esa isla caribeña azotada por la violencia de bandas criminales, dijeron el jueves fuentes diplomáticas.

Estas medidas forman parte de la renovación de la misión política de la ONU que vence el viernes por la noche. Los dos países responsables del expediente en el Consejo de Seguridad, Estados Unidos y México, no tenían previsto ir tan lejos en su proyecto de resolución inicial y este jueves proseguían las negociaciones sobre el tema, acotaron las mismas fuentes bajo condición de anonimato.

No se pudo obtener de inmediato ningún comentario de funcionarios de Estados Unidos y México.

China se ha convertido en los últimos años en un actor clave en la ONU sobre el expediente haitiano, en particular, aseguran diplomáticos, porque Haití reconoce Taiwán, isla que Pekín considera una provincia rebelde.

Situación política en Haití

Pekín, que rechaza cualquier vínculo formal con Taiwán, ha denunciado la situación en el país caribeño, hundido en una profunda crisis política y económica a pesar de las múltiples ayudas internacionales y al envío de varias operaciones de mantenimiento de la paz lideradas por cascos azules.

El proyecto de sanciones a líderes pandilleros incluye prohibiciones de viaje y congelación de activos, según un borrador obtenido por AFP pero que aún no es definitivo.

“Se debe luchar contra el tráfico de armas en Haití, sacar a las autoridades políticas de su letargo y amenazar con sanciones legales a los responsables de la violencia”, señaló a la AFP una fuente diplomática china bajo condición de anonimato.

Asimismo, el borrador prevé la renovación hasta el 15 de octubre de 2023 de la misión política denominada Binuh, creada en octubre de 2019, por el que se exige a las partes haitianas llegar a un acuerdo en un máximo de seis meses que defina un proceso político que permita llegar a elecciones presidenciales y legislativas libres y seguras.

Postura china

La proposición de China también incluye el embargo de la venta de municiones con el fin de atajar la violencia armada y los secuestros con extorsiones, habituales en Haití.

También exige el fin inmediato de la violencia y la actividad criminal, el fin de los bloqueos de carreteras y la ocupación de edificios públicos.

Pekín reclama al secretario general de la ONU que inicie consultas con países de la región y organizaciones regionales para apoyar a la policía haitiana y disponer el despliegue de una fuerza policial multinacional para restaurar la paz en el país y proteger los derechos humanos.

Para comentar selecciona la opción de Facebook