22 años de un matrimonio sano entre Sanjuanera medallista de Tae Kwon Do y multimedallista de Balonmano

Dinanyiris Furcal fue medallista Panamericana de Tae Kwon Do y Pablo Jacobo multimedallista en Balonmano; ambos son entrenadores en sus deportes

La relación matrimonial de 22 años de los medallistas Dinanyris Furcal, de la Selección de Tae Kwon Do, y de Pablo Jacobo, de la Selección de Balonmano, es algo digno para contar.

Al conversar con redactores, Furcal, hoy del cuerpo técnico de las Selecciones Nacionales de Tae Kwon Do, recuerda que las primeras miradas entre ella y Pablo Jacobo llegaron en una concentración para los Juegos de Maracaibo 1998 en el Pabellón de Voleibol.

“Luego que regresamos de Maracaibo, coincidimos en los autobuses y en el comedor, en la Villa Olímpica en Las Américas y como estaba prohibido tener novios, cruzamos a una cafetería frente a la Villa a conversar y tomar jugos”, expresa.

Una familia unida.

Lo llevó a San Juan
Dice que en el 1999 viajaron a San Pedro de Macorís, la tierra de Pablo Jacobo donde le presentó su novia a sus padres. Luego, Pablo fue a conocer a los padres de Dinanyiris en San Juan de la Maguana y estos solo le dijeron que la “cuidara mucho”.

Ella narra que ganó plata en los Juegos de Tae Kwon Do y él obtuvo medalla de oro en Balonmano.

Ocho meses sin verse
Expresa que como ella era de Tae Kwon Do y él de Balonmano, por los constantes viajes de ambos duraban hasta siete y ocho meses sin verse, algo que le parecía eterno.

Su primer hijo
Luego del 2004, nació Stewart, su primer hijo y se mudaron a San Pedro de Macorís, cerca de la madre de Pablo para que la vigilara, ya que tenía que entrenar en balonmano.

“Cuando el niño creció un poco regresó a sus entrenamientos en Tae Kwon Do y eran muy fuerte”, dice.

Un esposo ejemplar
Dinanyiris afirma que Pablo es un excelente esposo, Dios se lo envió para ella, atendía muy bien a sus hijos, es un loco con el deporte, cree mucho en la familia y se los lleva para todos los lugares.

Creen en unidad familiar
Dinanyiris Furcal expone que lo mejor es tener unidad familiar, ya que así es que se consiguen los logros en pareja, trabajando en un mismo norte.

Dinanyiris Furcal ha recibo varios reconocimientos

El apoyo vital de sus padres
Recalca que está muy agradecida del apoyo familiar que recibió, tanto de sus padres, como los padres de su esposo Pablo. “Han sido vitales para nuestro desarollo como familia y como personas”, expresa la medallista centroamericana y panamericana.

Embarazada de mellizos
Dinanyiris apunta que estaba embarazada sin saberlo, y así compitió en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Mayagüez 2010, y lo hizo fuera de su peso porque no podía bajar, sin saber las razones. “Los mellizos nacieron prematuros, Génesis y Starlin y fue un embarazo de alto riesgo”, manifiesta.

“No fue nada fácil esos primeros años con los mellizos, pero gracias a Dios están sanos y hermosos”, subraya.

Se graduaron en la Universidad
Dice que Pablo la ayudaba mucho y la estimulaba a que terminara su carrera universitaria, a pesar de los duros entrenamientos y él la llevaba a la parada.

Reconocida por artes marciales
En diciembre de 2021, el Salón de la Fama de las Artes Marciales de República Dominicana (SAFAMRD) lució sus mejores galas para llevar a la inmortalidad a ocho nuevos deportistas, durante la celebración del X Ceremonial efectuado en el Auditorio del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano.

Entre los extaltados figuró Dinanyiris Rosaly Furcal Hernández (Taekwondo), quien no escondió la alegría que sintió en aquel momento. Dice que Stewart tiene ya 17 años y entrará en la universidad, juega béisbol. A los mellizos les gusta el Arco y Flecha y a Starlin le gusta el fútbol. “Les dejamos que ellos decidan, pero hay que hacer un deporte y ninguno heredó ni el Tae Kwon Do ni el Balonmano”, expone con un amplia carcajada.

Turismo interno
Recuerda que ellos conocen el país completo porque hacen turismo interno como familia.

Pablo y Dinanyiris predican ejemplo

Respeto y tolerancia
Afirma que nunca ha habido violencia física en la pareja, y está muy contenta de haber escogido a Pablo, ya que es un hombre con muchos valores y eso se lo están inculcando a sus hijos. “El respeto mutuo ha imperado en la familia y eso tiene un gran valor para todos nosotros”, dice Furcal. Afirma que ambos están concentrados en sus trabajos de entrenadores de Balonmano y de Tae Kwon Do. “Tenemos que ser ejemplo para los demás porque somos formadores”.

Para comentar selecciona la opción de Facebook