Tragedias y desorden dejó la Semana Santa 2022 en RD

La “Semana Santa 2022” concluyó ayer con un saldo preliminar de 26  fallecidos, la mayoría por accidentes de tránsito, cúmulo de residuos sólidos en playas y en algunos municipios de Santo Domingo, así como la declaración de alerta amarilla en ocho provincias y verde en cinco por los aguaceros que afectaron la movilidad de los vacacionistas.

El boletín número tres del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) indica que las últimas 24 horas se reportaron cuatro fallecidos por accidentes de tránsito y dos de asfixia por inmersión. En el boletín dos, los fallecidos en las carreteras fueron ocho, no hubo fallecidos por ahogamiento y cuatro fuera del operativo.

Mientras que en el primer boletín, los muertos por accidente sumaron dos y uno de asfixia por inmersión para un total de 26 fallecidos, 17 dentro de los dispositivos del COE y nueve fuera de los dispositivos, que son accidentes de tránsito, intoxicación y asfixia por inmersión.

En 2021, los fallecidos durante la Semana Santa sumaron 25 personas, según el COE. En ambos años, la mayoría fue por accidentes en motocicletas.

Juan Manuel Méndez informó que hasta el boletín tres se habían atendido 388 intoxicados por alcohol y de esa cantidad, 18 fueron menores, con edades comprendidas entre 2 y 17 años. Por intoxicación alimentaria fueron atendidas 160 personas según el boletín 3.

Pese a la situación, el director de la Policía, Eduardo Alberto Then, resaltó el buen comportamiento y felicitó a los ciudadanos que se desplazaron para disfrutar en familia y con amigos.

Durante la supervisión en la playa Bayahibe, Then dijo que la coordinación entre todas las instituciones involucradas en el operativo dio los resultados que se esperaban.

Debido a las lluvias, las autoridades declararon en alerta amarilla a Monseñor Nouel, La Vega, María Trinidad Sánchez,  Monte Plata, Santiago, Hato Mayor, Santo Domingo y San Cristóbal. En alerta verde están Santiago Rodríguez,  El Seibo,  Sánchez Ramírez,  San José de Ocoa y Peravia.

Por las lluvias, un tramo de la Autopista Duarte, en el kilómetro 22, desde la noche del sábado hasta el domingo produjeron  tapones, debido al cúmulo de agua por un problema histórico de drenaje en ese punto.

Fue preciso utilizar bombas de succión para mejorar el tránsito. El Ministerio de Obras Públicas, a través de la Comisión Militar y Policial (Comipol) junto a la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) viabilizó el tránsito para mayor fluidez de los vehículos que en dirección Oeste-Este formaban tapones de hasta un kilómetro.

El director del COE, Juan Manuel Méndez, al referirse a la situación en el lugar dijo: “Preocupante, ahí está bastante peligroso porque prácticamente las inundaciones que se forman ahí ocupan ambos carriles, o quizás los tres carriles de la entrada a la capital”, sostuvo.

La situación fue solucionada con la canalización de las aguas acumuladas y el tránsito recobró fluidez.

Méndez informó que las lluvias son el resultado de una vaguada y se prevé que los aguaceros se mantendrán hasta el jueves de esta semana, de acuerdo con los pronósticos de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet).

Además de fallecidos y lluvias, la Semana Santa dejó cúmulos de residuos en algunas zonas de la provincia Santo Domingo, principalmente la circunscripción 2 del municipio Santo Domingo Este, donde había grandes vertederos.

Aunque en la circunscripción 1 había algunos vertederos, fueron vistos camiones recogiendo los residuos durante un recorrido realizado por Diario Libre. Santo Domingo Oeste fue otro de los municipios con vertederos improvisados.

En el Distrito Nacional y Santo Domingo Norte la situación de los residuos en las calles estaba controlada. En Villa Juana, Villas Agrícolas y otros se observaron plásticos que fueron arrastrados por las aguas pluviales, mientras que cerca del elevado de la avenida Máximo Gómez con Ovando, había un vertedero de varios días.

La Digesett realizó los  carreteos sin retrasos

La Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) realizó   la tarde del Domingo de Resurrección los acostumbrados carreteos para escoltar  a los vacacionistas que regresaron a Santo Domingo.

Los carreteros, que buscan prevenir accidentes de tránsito, se realizaron en las tres principales vías del país. El del Este comenzó en Punta Cana hasta el puente Juan Carlos; el del Norte  comenzó en Santiago hasta Pedro Brand y el carreteo del Sur comenzó en Baní hasta el peaje de la 6 de Noviembre.

La Digesett empleó alrededor de tres mil agentes y todos los vehículos disponibles de la institución, según manifestó el general retirado Rafael Tejeda Baldera, encargado de Investigación Accidentes de Tránsito de la Institución.

Tejeda Baldera precisó que la  velocidad promedio era entre 40 y 60 kilómetros por hora y no hubo incidentes en los carreteros.

En cada una de las  vías se realizaron dos carreteos. Algunos llegaron a las 5:00 de la tarde y los segundos a las 6:30 de la tarde.

Para comentar selecciona la opción de Facebook