Autoridades dominicanas monitorean brote de influenza aviar en países europeos y EE.UU.

La Dirección General de Ganadería (Digega) emitió un documento a través de cual se les advierte a los importadores de aves vivas, productos y subproductos avícolas, que solo se permitirá la importación de países habilitados y que estén libres de la influenza aviar de alta patogenicidad.

Esta alerta se da producto de la expansión de brotes de influenza aviar de alta patogenicidad en países de Europa, en varios estados de Estados Unidos y naciones de otros continentes. El documento fue emitido el pasado 11 de marzo y, de acuerdo con ejecutivos del sector avícola, fue consensuado.

Este panorama se desarrolla en momentos en que sectores productivos de la República Dominicana continúan mostrando su rechazo a la propuesta del Poder Ejecutivo que busca establecer tasa cero de aranceles para importar 67 supartidas con productos de la canasta familiar, entre estos carne de pollo.

El proyecto recibió un informe favorable por parte de la comisión que lo revisaba y fue remitido ayer al presidente de la Cámara de Diputados con la observación de agregarle al proyecto que se debe garantizar que los productos de importación listados cumplan con los requerimientos sanitarios y fitosanitarios exigidos por el Estado dominicano.

De las 67 subpartidas que se les aplicaría tasa cero, nueve corresponden a carne de pollo en distintas variables. En los últimos años más del 90 % de la carne de esa ave se importa de Estados Unidos, con quien el país tiene un acuerdo de libre comercio.

La alerta sanitaria, firmada por la directora de Sanidad Animal, Ángela Morillo Poché, indica que no se puede embarcar ninguna mercancía sin antes haber tenido la no objeción sanitaria que emite la Dirección de Sanidad Animal de la Digega, y que la situación sanitaria puede variar aun cuando se ha emitido la no objeción sanitaria y el producto ha sido embarcado, por lo que la nacionalización puede ser rechazada.

Además de la alerta emitida el 11 de marzo 2022, la Digega emitió un aviso donde declara de interés público la defensa sanitaria de los ganados de la República Dominicana.

Explica que no se permitirá la entrada de ningún producto o subproducto de origen animal al territorio dominicano que previo a su embarque no cuente con la debida no objeción sanitaria expedida por la Dirección General de Ganadería, con el objetivo de resguardar la producción de alimentos y la población.

La Digega informa que se les da un plazo no mayor a seis meses a todos los criadores y reproductores avícolas para que puedan normalizar y adecuar los centros de producción primarios, mejor conocidos como granjas.

Sobre los aranceles siguen opuestos

La Asociación Dominicana de Avicultores (ADA) manifestó ayer que, de pasar el proyecto de ley que descansa en el Congreso Nacional, se estaría afectando una industria que genera más de 26,500 empleos directos en el país.

Además, la industria avícola representa una inversión directa de más de 40,000 millones de pesos a nivel nacional y cuenta con una producción anual de pollos de engorde valorada en más de 35,000 millones de pesos.

Para Pedro Brache, presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), se debe trabajar con los sectores productivos nacionales a los fines de mitigar el impacto del proyecto de ley en el mediano y largo plazo.

“Las medidas a tomar deben tener un carácter coyuntural, procurando garantizar el abastecimiento y el acceso sobre todo de las clases más necesitadas”, señaló Brache.

¿Cuánto cuesta un producto con y sin aranceles el país?

De acuerdo a datos que maneja el sector avícola, desde Brasil un pollo importado sin arancel sale a 0.91 dólares la libra, que a una tasa de 55.50 pesos por dólar, es igual a 50.50 pesos la libra. En cambio, el pollo importado con arancel desde ese país cuesta 1.13 dólares, que calculado a la tasa del dólar, significa 62.71 pesos la libra.

La semana pasada la ADA dio a conocer los precios de la libra de pollo en los 157 puestos de ventas en toda la geografía nacional. Explicó que la libra de pollo vivo cuesta 51.50 pesos y de pollo picado a 64.50 pesos.

Otro de los productos incluidos en el proyecto de ley es el ajo. Sobre este rubro, Ricardo Rosario, presidente de la Central Nacional de Detallistas Unidos (Cendu), explicó que en las importaciones de ajo hasta septiembre de 2021, una libra de ese producto estaba llegando a la República Dominicana a 52 pesos, si era uno o dos contenedores que compraban los pequeños importadores.

“No es lo mismo cuando tu traes 20 o 30 contenedores o usted contrata entre 20 y 30 contenedores. Estamos hablando de los pequeños que podemos traer uno o dos contenedores”, indicó Rosario.

Explicó que con el alza de los costos de los fletes el panorama antes detallado ha cambiado y el ajo en la actualidad es importado a alrededor de 60 pesos por libra y llega al público entre 120 pesos y 125 pesos la libra.

“El gobierno, por necesidad, ha tenido que hacer acuerdo con importadores para terminar de cubrir el ajo que había sido comercializado a través de las subastas que corresponden al gobierno pasado en el año 2020. Una vez concluido ese proceso, el ajo importado se podría estar vendiendo en la República Dominicana a alrededor de 80 pesos al consumidor final. Pero en este momento se está comercializando a 110 pesos al por mayor y al detalle entre 120 y 125 pesos la libra”, dijo.

Para comentar selecciona la opción de Facebook