En RD se anda entre peligro y necesidad

Son muchas las hazañas a nivel de tránsito que se observan de forma diaria en las distintas calles, avenidas y carreteras de la República Dominicana.
Sin aparente miedo y con toda libertad, se puede apreciar a algunos conductores de motocicletas y bicicletas cargar consigo objetos sin la debida seguridad, que su exposición representa un peligro para sí mismos y para el resto de los usuarios de las vías.

Estas acciones arriesgadas no la realizan únicamente los conductores, sino también aquellos pasajeros que los acompañan y quienes osan de cargar objetos que lo superan en tamaño.

Si bien es cierto que muchos de estos ciudadanos desconocen que incurrir en dichas acciones viola la ley de circulación en las vías, otros la infringen en pleno conocimiento de lugar y con la seguridad de que ninguna autoridad vial lo pudiese fiscalizar.

Ayer, el lente de un fotorreportero de elCaribe capturó varias escenas aisladas donde conductores de motocicletas violentaron de manera franca, la legislación 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial.

Desde transportar bebés y otros infantes, andar con más de dos pasajeros, hasta circular en un vehículo abarrotado de personas sin las debidas medidas de lugar, son parte de las escenas observadas en las calles y avenidas.

La referida ley precisa en su artículo 78 sobre la restricción de pasajeros en motocicletas y prohíbe el tránsito de menores de ocho años de edad en ese tipo de vehículos, así como la limitación de no más de dos personas a bordo de un motor.

Además, la disposición establece que es de competencia de los agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) y de la municipalidad en los casos que correspondan tramitar o someter a los infractores por ante el Ministerio Público o el juzgado correspondiente.

Esto se observó durante un recorrido por la avenida San Vicente de Paul en Los Minas, Albert Thomas entre el barrio Simón Bolívar y el Ensanche Luperón, Nicolás de Ovando con Máximo Gómez cerca del populoso sector Cristo Rey, y en el sector Capotillo.

También, algunos ciclistas se han sumado a este tipo de proceder ilegal, al cargar consigo tanques de gas y galones de pinturas que a simple vista se percibe que se les dificulta mantener el equilibrio.

elCaribe captó el momento en que un ciclista circulaba por la avenida Malecón en Santo Domingo Este y sostenía un pequeño tanque de gas en la mano izquierda, al tiempo que agarraba el timón e intentaba mantener el equilibrio de ese medio de transporte.

Minusválido anda a la par que vehículos en la Nicolás de Ovando.

Tras el reportero de este medio constatar la escena, otros transeúntes reaccionaron y justificaron el maniobrar del ciudadano.

“Ese hombre no está haciendo nada malo, seguro que no tuvo un medio más lujoso para ir a buscar el gas que se le acabó en su casa”, asumió un señor.

Otro individuo aseguró que es habitual que la gente use tanto una bici como un motor para hacer mandados y llevar todo tipo de artículos sin problema alguno.

En la fotografía se observa como también el ciudadano circula por la referida vía sin utilizar casco protector como lo establece la ley 63-17. En el artículo 257 se prohíbe a motoristas y ciclistas transitar en las vías sin las indumentarias de lugar, entre ellas el casco protector de seguridad.

0 0 votes
Rating del articulo
guest
0 Commentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Education Template