Haitianos: “Esto se ha puesto muy feo”

Ricardo Santana
Santo Domingo, RD

Cada día que pasa, más se agrava el estado de desesperación e incertidumbre se ha apoderado de la población haitiana mas su­frida, debido a la inseguridad, los secuestro, falta de combustibles y alimentos, medicinas y otros proble­mas que los han puesto a mirar hace el lado domini­cano de la isla, hacia don­de enfilan, en un esfuerzo por ingresar ilegalmente a territorio dominicano.

Sin embargo, miembros del Ejército dominicano y del Cuerpo Especializa­do en Seguridad Fronte­riza Terrestre (Cesfront) trabajan sin desmayo pa­ra evitar la entrada masi­va de ciudadanos desde el país vecino.

Militares al servicio de la cuarta brigada del Ejér­cito, con asiento en Mao, que dirige el coronel Ger­man Rosario Pérez, reali­zan operativos continuos en montes, caminos, ca­sas abandonadas, cons­trucciones y otros lugares, para capturar a haitianos indocumentados que han cruzado la línea fronteri­za Norte de manera clan­destina.

Debido a las contínuas operaciones militares, muchos de aquellos que ya están ubicados en al­gún lugar del territorio, después de haber burla­do controles fronterizos o abrirse paso a través de los “huecos” en la entensa lí­nea limítrofe, han optado por quedarse en sus refu­gios y otros que trabajan en diferentes áreas de la eco­nomía, dicen que lo hacen “de acechones”, porque los militares e inspectores de Migración los persiguen por todas partes.

“No quiero me atrapen”
“Esto se ha puesto bien feo; a todos los que no tienen papeles los están apresan­do y devolviendo a mi país, yo no quiero que me atra­pen, porque no quiero vol­ver a mi tierra, porque las cosas se han puesto muy difícil”, proclamó Paul Pie­rre, un haitiano que traba­ja en una finca agrícola de la comunidad Jobo Corco­bado, del municipio Cas­tañuelas, en la provincia Montecristi.

En al menos tres meses, soldados de la cuarta briga­da del Ejército, con sede en Mao, ha apresado y entre­gado a Migración, para fi­nes de repatriación, a cuan­do menos 14 mil haitianos ilegales.

Entrarán de nuevo
Al ser depurados y devuel­tos, muchos dijeron que buscarán la forma de retor­nar a a territorio dominica­no, alegando que su país, “se ha convertido en un te­rritorio difícil de vivir, por la inseguridad, el aumento de los secuestros, la falta de combustibles, alimentos, desempleos y otros males”.

Sin embargo, diariamente haitianos entran a Dajabón a comprar productos bási­cos y carburantes que en su país escasean, pero luego con el apoyo de soldados regresan a Haití.

En las estaciones gaso­lineras de Dajabón y otros pueblos fronterizos las fi­las de haitianos y domini­canos que buscan surtirse de combustibles son largas, comprobaron periodistas de Listín Diario.

DIFERENCIAS
Migración legal e ilegal
Cifra incierta.

En Republica Domin­ciana no se ha determi­nado con exactitud la cifra real de ilegales ha­tianos.

La migración legal, o regular, se refiere a las personas que entran o se quedan en un país del que no son ciudada­nos a través de canales legales. Es la situación de las personas que es­tán en un país, cuyo es­tatus no está en confor­midad con los requisitos nacionales” .

0 0 votes
Rating del articulo
guest
0 Commentarios
Inline Feedbacks
View all comments