30.4 C
San Juan de la Maguana
jueves, 16 de septiembre del 2021

Participación de una cosecha, sin haber estado presente en el proceso de la siembra

ÚLTIMAS NOTICIAS

Por:Junior Tejeda

Luego de que en días pasados el joven Alexander Ogando, Oriundo del Distrito Municipal de Jinova, Municipio cabecera San Juan de la Maguana haya descollado como atleta en los Juegos Olimpicos de Tokio 2020, he visto a nuestras autoridades ser tan amables con este, dándole recibimiento, alardeando y hasta exhibiéndose orgullosamente con él por toda la ciudad, acción esta que no está mal y la aplaudimos aún cuando tenemo fuertes críticas en contra de esa doble moral y hasta falta de respeto a la capacidad de razonar de quienes tienen algo de juicio.



Distinguidas autoridades, específicamente a los representantes de la sociedad civil y política en San Juan de la Maguana; con mucho respeto debo decirles que este accionar me ha recordado una anécdota que escuché hacen varios años, la cual refiere a un sembrador y a un amigo, este último quien le pidió al agricultor que lo llevara a su finca justo el dia de la cosecha sin este haber estado presente durante todo el proceso de la siembra. Me refiero al joven Alexander Ogando, quien ganó Plata en los Juegos Olímpicos antes mencionados.
Retomando la anécdota, algunos preguntarán, ¿por qué se trae a colación el fragmento de la fábula de un agricultor?, a lo que podemos responder de manera explícita lo siguiente:

Queridos lectores, no es un secreto para nadie que en nuestro querido pueblo de San Juan de la Maguana y en toda la Provincia, nuestras autoridades son pocas inversionistas con los talentos juveniles, ignorando que son estos la siembra a quienes hay que cuidar, regar, protejer, invertir y dar seguimiento hasta el día de su cosecha, que es donde verdaderamente el agricultor (autoridades- nuestra sociedad) cosecharán exitosamente el producto, como resultado de todos sus esfuerzos (lo que trajo orgullosamente el joven Alexander Ogando a nuestro pueblo y a todo el país).

En síntesis, lo que queremos enseñarles a quienes nos dirigen y a los que aspiran a hacerlo, es que se den cuenta que hoy ustedes están haciendo presencia en el campo de la cosecha de un agricultor que pasó mucho trabajo; rompiendo la tierra, regandola, sembrando el producto, dándole seguimiento, cuidándolo, pasando malos ratos, invirtiendo, confiando, entre otros factores que le permitieron obtener un producto de calidad (medalla de plata para el país)

Amigos que estan leyendo este humilde escrito, si nos ponemos en los zapatos del joven Alexander, nos daremos cuenta que mientras todos ese proceso sucedía este esperaba ese gran día, el dia de la cosecha, donde hoy quieren estar o están presente muchas figuras públicas y privadas alardeando el triunfo de una cosecha de la cual ustedes no fueron partícipe durante la siembra y los demás procesos.

Esto debido quizás a la desconfianza o por ignorancia, o tal vez por ser malas personas o quien sabe si por falta de presupuestos en las entidades que dirigen. Nada de esto lo sabemos, lo que si estamos seguros es que nuestros talentos locales desde siempre han recibido muy poco apoyo por parte de nuestras autoridades.

Ojalá y que esta anécdota y el triunfo de Alexander hagan reflexionar a nuestra sociedad y a los actores del sistema, para ver si así se tornan más atentos, mejores personas, más inversionistas, ariesgados y dispuestos a darlo todo por la juventud.

El articulista es Lic. En Comunicación Social, mención Periodismo, egresado de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD)

Relacionados

Noticias San Juan