Denuncian vuelven nubes de gases tóxicos sobre Baní provenientes de Punta Catalina


Las Red de Monitoreo Comunitario de Paya del Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático (CNLCC) denunció que des ayer en la mañana hasta las 1:00 pm, nubes espesas de gases ácidos se estacionaron sobre el municipio de Baní.

Mediante un comunicado, el organismo reveló que ese mismo evento ocurrió del 9 al 11 de febrero pasado, activando la alerta temprana de la Redes de Monitoreo Comunitario de la provincia Peravia que recomendaron mantenerse dentro de las casas, especialmente a infantes y a adultos mayores, usar mascarillas y cerrar ventanas y puertas para evitar la entrada del aire contaminado.

“En la tarde de ayer hasta prima noche, se pudo avistar que una gran masa de gases ácidos enriquecidos con minerales pesados salía de la chimenea de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, CTPC, y que aproximadamente a tres kilómetros de distancia comienza a descender hasta tocar tierra en forma de neblina a la altura de la Finquita Gloria de Paya”.

CNLCC responsabiliza al presidente Luis Abinader de las muertes que podría causar la repetición de este fenómeno durante una noche en la ciudad de Baní y en su entorno.

“La causa que la crea es la expulsión de los gases de la caldera de la unidad número uno de Punta Catalina que está siendo sobrealimentada de carbón para que mantenga el rendimiento esperando en términos de generación eléctrica”.

Manifestó que, ocurrido el primer evento, a principios de febrero pasado, dieron la voz de alerta a las autoridades municipales y a la población en general, y a monseñor Víctor Masalles, quien de inmediato informó de la situación al ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Orlando Jorge Mera.

“El evento consiste en la combinación de la emisión de grandes cantidades de gases ácidos, dióxido de nitrógeno y dióxido de sulfuro, por la chimenea de Punta Catalina, con la presencia de una baja presión atmosférica en la zona. Las nubes de gases ácidos son movidas por el viento que durante el día mantiene la dirección de sureste hacia el noroeste, es decir hacia la ciudad de Baní”, describió el colectivo.

“Mientras Punta Catalina continúe encendida seguirá emitiendo esta gran cantidad de gases ácidos y, por tanto, existirá el riesgo de que el evento ocurrido del 9 al 11 de febrero y en la tarde de ayer, se repita, y lo que sería una verdadera desgracia, que se produjese durante una noche, cita el comunicado de prensa.

Para comentar selecciona la opción de Facebook