Diputados despegan las placas con sus nombres y se las llevan de recuerdo

Tras la rendición de memorias de la gestión del presidente de la Cámara de Diputados, Radhamés Camacho ayer, varios diputados que no volverán a ese hemiciclo, por lo menos por los próximos cuatro años, despegaron las placas donde estaban grabados sus nombres en su curul y se las llevaron a casa.

Entre los congresistas que se despidieron de sus compañeros y demás personal del hemiciclo figuran: Miguel Jazmín de Samaná y Franklin Peña, recién electo senador por la provincia de San Pedro de Macorís.

También se llevó su placa como recuerdo, el diputado y recién electo senador por la provincia Duarte, Franklin Romero.

Muchos de ellos salían con rapidez del salón principal con sus placas en manos, evitando ser captados por las cámaras de la prensa presente.

Otros, en cambio, posaban con orgullo la lámina color dorado con letras negras, que por cuatro años o más identificó su escaño. Al finalizar la sesión, decenas curules se veían sin identificación.

De los diputados que dejarán de ser legisladores a partir de este 16 de agosto, hay algunos que no aspiraron a la reelección, otros buscaron otras posiciones como es el caso de Faride Raful que pasó a ser senadora y Víctor-Ito- Bisonó que será Ministro de Industria y Comercio del próximo Gobierno.

En el caso de Wellington Ar­naud, este decidió aspirar a la presidencia de la República y no a la reelección como diputado.

Gloria Reyes también abandonará la Cámara Baja porque no aspiró y fue anunciada por el electo presidente de la República, Luis Abinader, como la directora de Progresando con Solidaridad.

Otros legisladores perdieron en su intento de continuar siendo diputados en el pasado certamen.

La Cámara de Diputados dará un giro significativo a partir del 16 de agosto, en lo que a nuevas figuras se refiere. De igual manera, la oposición política (PRM) pasará a ser mayoría con 90 diputados, frente a 76 que obtuvo el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Deja un comentario