Bebita muere de sobredosis tras beber leche de su madre drogadicta

La vida de una pequeña bebita tuvo un trágico y abrupto final a escasos dos meses de haber nacido, esto tras haber sufrido una sobredosis de metanfetamina, la cual ingirió mediante la leche materna de su propia progenitora.

Los lamentables hechos ocurrieron en Plymouth, Indiana, donde Ashlee Rans de 26 años de edad, fue detenida por la policía y ahora enfrenta cargos de negligencia por los que podría pagar una condena en prisión de entre 20 y 40 años.

Fue el pasado 19 de diciembre que la madre de la menor occisa llamó al 911 para reportar que su bebé se encontraba inconsciente, alegando que esto ocurrió porque se acostó encima de ella de manera accidental.

Tras el arribo de los cuerpos de auxilio, la bebé pronto fue declarada muerta tras una lectura de sus signos vitales. Sin embargo, no fue sino hasta hace unos días que se le practicó una autopsia al cuerpo de la bebé y así se pudo determinar que la causa del deceso fue intoxicación por el potente enervante.

Cuando se le confrontó con la evidencia que arrojó la autopsia, la madre finalmente confesó haber consumido drogas dos semanas antes del fallecimiento de su hija, aclarando que conocía los riesgos de que su leche materna se contaminara con la sustancia.

Deja un comentario