VIDEO: ¡Increíble, pero cierto!. En Jarabacoa venden GLP en las calles

Los conductores de un camión tanquero venden Gas Licuado de Petróleo en plena vías públicas en Jarabacoa, provincia La Vega.

Sin mayores inconvenientes, los individuos venden el GLP en las calles de Jarabacoa sin ningún tipo de norma de seguridad requerida para la comercialización de este carburante.

Al momento del camión pasar frente a los hogares, los clientes llevan sus tanques y hasta hacen sus filas para adquirir el producto.Reproductor de vídeo

Es una especie de venta a domicilio-callejero, que facilita al consumidor adquirir el carburante sin necesidad de trasladarse a lugares distantes.

Las normas de comercialización del GLP establecen que las estaciones de expendio estén ubicadas lejos de zonas pobladas, inclusive están congelados los permisos para la instalación de nuevas estaciones.

La venta de GLP es tan peligrosa que las autoridades han rechazado múltiples intentos de empresarios por vender el carburante en las mismas estaciones de gasoil y gasolina.

Esta venta callejera violenta abiertamente la Resolución No. 201 que reformula los requisitos de seguridad aplicables a las envasadoras y estaciones de GLP, por parte del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes.

La Resolución 201, en su artículo 2 establece: Articulo 2: “ORDENAR, como al efecto, ORDENA mantener la SUSPENSION TEMPORAL de la evaluación técnica de funcionalidad de terrenos para nuevos proyectos de plantas envasadoras de gas licuado de petróleo (GLP), incluyendo Categoría III (GLP-GNV), hasta tanto sean completados los procesos de revisión y actualización de los requisitos de seguridad, las distancias mínimas y su modalidad de aplicación respecto a los centros de concentración de personas.

A los fines de la presente resolución, serán considerados centros de concentración de personas las viviendas, oficinas, edificios residenciales y profesionales, hospitales, centros educativos, iglesias, teatros, parques y similares, así como establecimientos que puedan representar riesgo de incendios o comprometer la seguridad de las personas y bienes”.

Deja un comentario