Peravia, RD.- El candidato presidencial por el Partido Nacional Voluntad Ciudadana (PNVC), Ramfis Domínguez Trujillo, quien estuvo de visita en el municipio de Baní, consideró alarmantes las denuncias hechas recientemente por el obispo de la diócesis de esa provincia, Víctor Masalles, quien denunció la depredación, ocupación ilegal, usurpación de terrenos y extracción indiscriminada de arena de la Reserva Científica Monumento Natural, Félix Servio Docoudray (Dunas de Baní).

Asimismo, al ser abordado por periodistas, tras su salida de una misa oficiada por el obispo Masalle, Domínguez Trujillo reprochó que ante la vista de las autoridades, durante años se estuviera desarrollando parcelamiento, invasión y asentamientos humanos, así como actividades de cultivo, que contribuyan con la destrucción paulatina de esa zona protegida.

“El Estado tiene el deber de regular y controlar el uso de los recursos naturales y la calidad del ambiente, a fin de garantizar la sostenibilidad de los recursos y con ello la calidad de vida de los ciudadanos”, agregó.

Del mismo modo, deploró que “aunado a la falta de políticas públicas ambientales orientadas a defender y mejorar la calidad de nuestros recursos naturales, tenemos a un grupito de indolentes que nos desgobiernan, quienes para favorecer sus intereses económicos, los explotan de manera inmisericorde”.

Finalmente puntualizó que “los recursos naturales son propiedad del pueblo dominicano, quien tiene el derecho de exigir, así como la obligación de opinar en estos procesos e imponer su voluntad de preservar el medio ambiente”.

Deja un comentario